info@caballerodentalclinic.com
93 237 02 87 - 683 165 333

Sensibilidad dental y de encías

La sensibilidad dental es una consulta muy frecuente en las clínicas dentales y por ello hemos querido hablar sobre un tema que tanto preocupa a los pacientes. Veamos de qué trata la sensibilidad dental y la diferencia con la sensibilidad de las encías.

Diferencia entre sensibilidad dental y sensibilidad de las encías

La sensibilidad dental la notamos cuando tomamos algo frío o caliente y nos produce dolor de intenso a moderado durante unos pocos segundos.

La sensibilidad de las encías está relacionada con la presencia de gingivitis, de la cual ya hemos hablado en artículos anteriores.

Sensibilidad de encías sensibilidad dental

El diente está recubierto por esmalte que es la capa protectora del diente, es el tejido más duro del cuerpo y con el paso del tiempo se va deteriorando. La raíz está recubierta por un tejido fino, llamado cemento, este tejido aparece a la vista en boca cuando las encías se retraen, se distingue porque se ve un cambio de coloración más amarillento. Dentro de todo el diente y a lo largo del mismo, está la dentina, es un tejido vivo que recibe irrigación de una arteria y vena que pasa por el conducto de cada uno de los dientes, donde también se encuentra la inervación del diente. La dentina está compuesta por unos tubos que comunican la parte externa del diente con la parte interna, es decir, el conducto de la raíz.

estructura del diente

Estructura del diente

Causas que provocan sensibilidad

La sensibilidad dental la provocan los cambios térmicos que se producen normalmente por un elemento que entran en nuestra boca, generalmente alimentos líquidos.

También la sensibilidad puede venir dada por la presencia de azúcares o ácidos que hacen qué se sensibilice el diente.

Tipos de sensibilidad dental

Veamos las diferencias entre la sensibilidad localizada y generalizada.

La sensibilidad dental localizada viene determinada por la presencia de una caries y en ocasiones por una  recesión gingival. La recesión gingival viene acompañada de la aparición del cemento lo que provoca un aumento de la sensibilidad.

En pacientes bruxistas aparecen abrasiones y desgaste de los dientes que hacen que la dentina aparezca expuesta, sin cobertura de esmalte y aumente la sensibilidad.

bruxismo

Bruxismo

La sensibilidad generalizada se manifiesta de manera difusa por toda la boca o una gran parte de la misma, y por lo tanto no suele ir acompañada de una caries, y suele estar relacionada con una exposición de dentina en varios dientes.

Tratamientos para la sensibilidad dental

El tratamiento de la sensibilidad dependerá de la causa de la misma.

En la sensibilidad localizada hay que tratar la causa. En el caso de que sea una caries se realizaría una obturación o un tratamiento de conductos en función de la dimensión de la cavidad.

Si fuera por recesión gingival, mediante la aplicación de adhesivos o geles para reducir la sensibilidad incluidos pasta de dientes localizada en la zona puede ayudar a mejorar esa sensibilidad.

Cuando la sensibilidad es dolorosa, como última elección podemos plantear la eliminación del nervio del diente es decir la realización del tratamiento conductos.

En algún tipo de recesiones se puede recomendar cubrir el cemento expuesto del diente con injertos de encía.

Cuando la sensibilidad es generalizada, primero identificamos la causa.

Si hay recesiones gingivales, averiguar causa de dichas recesiones, por ejemplo, cepillado agresivo, bruxismo o periodontitis. Controlar dichas situaciones y usar pasta desensibilizante, o geles o adhesivos para desensibilizar. Valorar los desgastes dentales por bruxismo, cubriendo dichos desgastes con composite. Se hará recomendaciones dietéticas, como evitar ácidos, ya que éstos abren los poro de dentina y aumentan la sensibilidad.

Sensibilidad dental y de encías
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Envíanos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.