info@caballerodentalclinic.com
93 237 02 87 - 683 165 333

¿Qué es la sensibilidad dental y cómo combatirla?

La sensibilidad dental es una situación en la cual los dientes reaccionan de una manera anormal a la presencia de estímulos térmicos, tanto fríos como calientes A esta situación se le llama hipersensibilidad dental.

Antes que nada hay que tener en cuenta los tejidos que forman el diente para poder entender la sensibilidad.

  • La corona es la parte de masticación del diente, es decir normalmente la parte que vemos al abrir la boca.
  • La raíz es  la parte que está unida al hueso y encía y normalmente no se ve.

La corona está recubierta en su parte externa por el esmalte. Un tejido muy duro y protector. En la parte interna tiene la dentina, tejido más blando y con unos túbulos que comunican la parte externa del diente con el nervio. La dentina también continúa por la raíz.

A lo largo del diente también está el conducto o los Conductos, según el tipo de diente, que llevan en su interior el paquete vasculonervioso que es el responsable de la transmisión  los cambios térmicos.

Causas de la sensibilidad dental

Las causas más habituales son las siguientes.

Caries:

Cuando  una caries dental  va avanzando a través de la dentina y se va aproximando hacia el nervio, el paciente notará un aumento de sensibilidad en el diente, y si sigue avanzando, dolor.

Enfermedad periodontal:

Cuando el hueso debido a esta enfermedad empieza perder altura, y en ocasiones la encía lo va acompañando en su pérdida, la raíz se va quedando sin protección y el cemento es un tejido muy fino que fácilmente transmite estímulos térmicos, por lo que aparecerá desde una hipersensibilidad localizada o en ocasiones más extensa y generalizada.

Bruxismo:

El bruxismo es una situación en la cual el paciente aprieta fuerte los maxilares, en ocasiones hace movimientos laterales en el momento de apretar y en consecuencia, se puede producir, dolor de músculos masticatorios, dolor de articulación temporomandibular, y desgaste dental que va desde oclusal a desgaste cervical, cerca de la línea gingival y recesión gingival. Esta situación también es muy habitual en la aparición de sensibilidad dental.

Tratamiento para la sensibilidad dental

Los tratamientos tienen que ir dirigidos en dos direcciones.

  • Hay que tratar la causa, si hay caries, hay que eliminarla y rellenar el espacio, si es enfermedad periodontal, tratarla para controlarla. Y si hay bruxismo tratarlo con las posibilidades que tenemos, férulas de descarga, fisioterapia, etc. En esto casos y principalmente en enfermedad periodontal, con el tratamiento no eliminaremos la sensibilidad, por lo que tendremos que hacer un tratamiento dirigido específicamente a la sensibilidad.
  • Iniciar tratamientos conservadores, lo más habitual, sería usar pastas, colutorios o geles desensibilizantes. Suelen tener un inicio de acción tardío y eso puede hacer que el paciente se desespere y no continúe el tratamiento, pero hoy día dan bastante buen resultado.

Si la situación no mejorara y hay una hipersensibilad localizada, la opción final, y no deseable, es la endodoncia. Sería la desvitalización y tratamiento de los conductos del diente.

Aunque insisto que sería la última opción.

A veces aparece sensibilidad posterior a una higiene dental, esto ocurre porque el sarro depositado en la zona de raíz del diente está protegiendo de los estímulos térmicos. Está sensibilidad suele desaparecer en pocos días sin tratamiento, aunque si es necesario se pueden usar desensibilizantes.

 

Da tu valoración

Deja un comentario

Contacta con nosotros

Envíanos un email y te responderemos lo antes posible, gracias.